El mismo criterio que Cambiemos en la Nación

El mismo criterio que Cambiemos en la Nación

La provincia adoptó el criterio privatista de nación, devolviendo al mercado un servicio público indispensable que la gestión pretende sostener por completo por parte de los usuarios.

A través de la tarifa se financia la prestación, distribución, y además todo lo relacionado a inversiones de mantenimiento y expansión del servicio. Así, se retiró el Estado, dejando todo a cuenta de los castigados bolsillos de los usuarios, y de los mínimos márgenes de maniobra de las empresas para mantenerse operables en la delicada economía actual. 

Números que hablan

Solo a modo de ejemplo, vale recordar que en el periodo 2008-2015, se registraron doce incrementos en la tarifa que pagan los usuarios, lo que significa un aumento en los ingresos por facturación de aproximadamente 426%. Pero, el costo de prestación del servicio aumento por debajo de esto, llegando a un 396%. Y, ¿el costo de la energía que se compra a la prestadora nacional? Apenas por encima del 100%, mientras que la participación provincial en el aporte del Tesoro cae.

El Estado provincial pretende desentenderse del financiamiento de un servicio publico y esencial para la población y economía provincial como es el servicio eléctrico, cargando a los bolsillos santafesinos y a la estructura de costos de la producción local erogaciones que corresponde atender mediante los recursos de libre disponibilidad del presupuesto provincial, y que existen como consecuencia de la fuerte presión tributaria que ejerce el gobierno provincial sobre la economía local.

Está claro que no existe diferencia entre el modelo llevado adelante por Cambiemos a nivel nacional y la actual conducción provincial. Estas líneas de acción respecto a lo público, nada tienen de progresistas.  

27 de noviembre de 2016